Virtualización de servidores sin intermediarios

Procedimientos de virtualización compiladas en el kernel

La diferencia más destacada entre los Servidores Privados Virtuales KVM y prácticamente todos los demás modelos de virtualización de hardware es la propia tecnología de virtualización. Con la ayuda de KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el anfitrión – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se preparan como parte del sistema operacional del servidor anfitrión. Así se reduce considerablemente aquella parte de los recursos que el servidor debe reservar cuando se trata de ejecutar módulos extra mientras que de hecho opera de tal modo que los mismos recursos estén disponibles a las máquinas virtuales. La ausencia de un tal nivel de comunicación reduce asimismo los tiempos de espera de entrada/salida, acelerando inmensamente el desempeño del Servidor Privado Virtual.
Virtualización de servidores sin intermediarios

Un empleo de los recursos mucho más eficiente

Cuotas del servidor a su disposición ilimitada

Al eliminar la sobrecarga que comprende la existencia de una capa de virtualización adicional a través de la cual se dirige el conjunto de comunicaciones con instancia de servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM pueden gozar de un algoritmo de explotar los recursos del servidor considerablemente mejor. Los procedimientos de la virtualización KVM se caracterizan por una integración directa en el núcleo del sistema operacional de la máquina anfitriona, o sea que el conjunto de VPS se relaciona con el hardware del servidor directamente. La comunicación menos redundante se traduce en un mejor desempeño en situaciones reales si se compara con otras soluciones de virtualización.
Un empleo de los recursos mucho más eficiente

Un SO de su preferencia

Adquiera el sistema operativo que prefiera

Mediante el VPS, usted puede ser completamente autónomo del servidor maestro por la perspectiva del sistema operacional. Los programas de virtualización KVM garantizan que los intermediarios se eliminan completamente de la comunicación entre las máquinas guest y el el host físico, con lo que la capa de virtualización independiente pasa a ser redundante. De esta manera, con la imagen ISO que le hace falta, no habrá nada más fácil de poner cualquier SO ejecutable en el servidor particular – empezando por las distribuciones de Linux poco populares hasta la versión de Windows Server más nueva.
Un SO de su preferencia
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL